Atención y consulta a particulares
 
Suscribirse a nuestras novedades
Categoría: ENSAYOS
Autor: MORIN, E.
Editor: CATEDRA
Ubicación: Madrid
Año: 1993

Revisión

El formidable progreso de las ciencias de la vida (desde la teoría de la evolución y la biología molecular a la ecología, la ingeniería genética y la sociobiología) no deben llevarnos a rechazar las ideas de vida, existencia, individuo y sujeto, sino a comprenderlas más profundamente. Un acceso definitivo a las complejidades de la realidad viviente requiere una revolución de método: la vida, que emerge por entero del universo físico, es al mismo tiempo algo enteramente original en ese universo. Comparar la vida con la no-vida, no sería suficiente; hay que captar también la vida de la vida. La vida no se detiene allí donde comienza el hombre. La frontera que nos separa de los otros vivientes no es una frontera natural: es una frontera cultural, que no anula a la vida, sino que la abre al desarrollo del espíritu. Toda ciencia del hombre que reduzca la vida a lo privado es una ciencia privada de vida. Pensar la vida ha llegado a ser algo vital para nosotros. Al tiempo de cuestionarnos, la biología ha devenido la ciencia en cuestión. ¿Podemos consentir que la intervención genética y cerebral transformen la vida, nuestras vidas, nuestros espíritus, antes de que sepamos verdaderamente lo que son la vida, el cerebro, el espíritu, antes de que seamos capaces de controlarnos a nosotros mismos y de controlar a nuestros controladores?

Insertar fecha: Jueves, 20 Septiembre 2012